lunes, 13 de octubre de 2014

Tarta de queso y peras al vino tinto

Es una tarta muy fácil de preparar que no necesita horno, se tarda muy poco, yo la hice en 15 minutos y luego dos horas en el frigo y lista. En esta tarta he aprovechado unas peras al vino tinto que tenía ya preparadas hace dos días, otra opción que podéis usar es unas peras en almíbar o melocotones aunque lo realmente bueno de esta tarta es el sabor del vino tinto. 
La recet para las peras al vino tinto la tenéis aquí.
Ingredientes que necesitamos para la tarta
  • Un molde desmontable de 18cm 
  • Papel de hornear
  • 3 peras al vino tinto
  • 150g de queso de untar tipo Philadelphia 
  • 200ml de nata para montar
  • 2 cucharadas de azúcar glass 
  • 1/2 vaso de almibar de peras al vino tinto + un poco mas para decorar
  • 3 hojas de gelatina
  • 6 galletas digestivas o tipo María 
  • 50g de mantequilla fundida
Preparamos el molde forrándolo con el papel de hornear para facilitar el desmoldado.
Lo primero es triturar las galletas a polvo con ayuda de un picador o metiéndolas en una bolsa cerrada y aplastandolas con el rodillo o una botella. Ponemos el polvo de galleta en un bol y añadimos la mantequilla fundida, mezclamos bien para que se empape por completo y lo pone,os en el fondo del molde. Aplastamos la mezcla con una cuchara o con los dedos (mucho más fácil). Reservamos el molde en la nevera.
En el vaso de la batidora ponemos las peras cortadas y sin semillas, añadimos el queso y lo trituramos, reservamos.
En otro bol montamos la nata junto con el azúcar glass y también reservamos.
Ponemos en un cuenco con agua fría las gelatinas a hidratar, mientras calentamos en un cazo el almíbar de vino tinto. Cuando esté caliente retiramos del fuego y añadimos una a una las hojas de gelatina escurridas, mezclamos para disolverlas y dejamos enfriar un poco.
Juntamos la nata montada con la mezcla de peras y queso con ayuda de una espátula con cuidado de no bajar mucho la nata. Ahora incorporamos el almibar con la gelatina y lo mezclamos bien. 
Sacamos el molde previamente preparado y echamos la masa encima. Volvemos a meter en la nevera durante 2 horas o hasta la hora de servirla. Decoramos con el almibar de vino tinto y desmoldamos la tarta. Servimos y a disfrutar!!

No hay comentarios: