sábado, 2 de mayo de 2015

Cupcakes muerte por chocolate


Si tengo que morir por algo que sea por un empacho de chocolate...no me imagino una muerte más dulce. 
Estos cupcakes son de chocolate con pepitas de chocolate y cobertura de ganaché de chocolate a la vainilla, creo más chocolate no pueden llevar así que si no eres muy chocolatero no te los aconsejo. Pero si por el contrario eres un adicto al chocolate (como yo) te recocomiendo que los pruebes, son un placer....
La base del cupcake está hecha con la receta del libro "Objetivo: Cupcake perfecto" de Alma Obregón 
Los ingredientes para el cupcake son

  • 100  ml de aceite de oliva suave
  • 120 ml de leche entera
  • 3 huevos
  • 185 g de azúcar 
  • 40 g de cacao en polvo Valor
  • 180 g de harina de repostería Sanchez-Palencia
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 50 g de pepitas de chocolate


Precalentamos el horno a 180C y colocamos moldes de papel en una bandeja para cupcakes.
En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que este la mezcla un poco espumosa. Añadimos el aceite, batimos, echamos la leche y volvemos a batir.
En otro bol juntamos la harina, el cacao, la levadura y lo tamizamos poco a poco en el bol de la mezcla anterior mientras mezclamos con la barilla. Echamos las pepitas y mezclamos con una cuchara.
Rellenamos con una cuchara los moldes de papel 3/4 partes con la masa. 
Metemos en el horno a media altura unos 15-18 minutos, pinchamos con un palillo para comprobar si están hechos.
Los sacamos de la bandeja y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura necesitamos

  • 100 g de chocolate para postres
  • 200 ml de nata líquida
  • 2 cucharadas de azúcar 
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Troceamos el chocolate y lo ponemos en un bol. Ponemos la nata a calentar en un cazo junto con el azúcar y la vainilla, dejamos que hierva a fuego suave. Vertemos sobre el chocolate y removemos con una cuchara hasta que se deshaga por completo. Dejamos enfriar un poco.

Cubrimos los cupcakes de chocolate con ayuda de una cucharilla y decoramos con unos cristales de azúcar.

Podéis comerlos así 

O los podéis meter en el frigorífico unas horas antes de servirlos, para mi gusto están mucho mejor fríos. 

No hay comentarios: